Los mejores discos de 2012 (parte I)

A este año 2012 cada vez le quedan más horas, y sin duda nos dejó excelentes álbumes que de seguro recordaremos por mucho tiempo.

Antes de continuar por este recuento, debo confesar que hacer un conteo sobre “los mejores…” siempre va a ser un verdadero reto, y es que esto siempre estará sometido a la subjetividad del autor, en este caso yo, y es por ello que aclaro que este listado se basa en los mejores álbumes que he tenido la oportunidad de escuchar durante los últimos meses.

Como la lista es bien larga dedicí separar esto en un par de entregas, en esta en particular reseñaré (sin orden de relevancia) los mejores discos anglo editados durante 2012. La segunda parte, que publicaré en otro post, estará dedicada a los álbumes de bandas venezolanas.

Listos o no, comenzamos en este viaje:

Jack White – Blunderbuss

Sin duda este es uno de mis álbumes favoritos del año. Jack White nos tiene acostumbrados a excelentes discos tanto con los desaparecidos The White Stripes como en sus proyectos paralelos The Racounteurs y The Dead Weather, es por ello que cuando decidió lanzar su placa independiente decidió hacerlo a lo grande.

Blunderbuss fue grabado por White en los últimos 6 meses de 2011 en Nashiville donde reclutó a veteranos músicos locales durante las sesiones diarias, finalmente luego de algunos tropiezos y copias que se filtraron en Internet, su lanzamiento fue hecho el 23 de abril.

En este álbum, el vocalista y guitarrista quiso mostar su más pura escencia musical y se pasea por el garage rock y folk pero sin dejar de lado ese sonido country de sus raíces.

Dato curioso: Para la gira de promoción, Jack White conformó dos bandas que lo acompañan durante su performance: La primera de ellas bajo el nombre “The Peacocks” compuesta sólo por mujeres, y “The Buzzards” integrada únicamente por hombres.

Deftones – Koi No Yokan

Deftones es una de esas bandas que, a pesar de haber sido uno de los precursores/fundadores del llamado “Nü Metal” de los 90, aún se las arregla para sorprendernos con sus discos y tras escuchar el primer acorde de “Koi No Yokan” sabrás por qué lo digo.

“Koi No Yokan” es el segundo álbum publicado por la banda luego del accidente de su bajista Chi Cheng en 2008. El anterior, Diamond Eyes (2010) pasó por una serie de tropiezos, sin embargo recibió muy buenas críticas por parte de los fanáticos y medios.

De acuerdo a declaraciones dadas por Chino Moreno, vocalista de la agrupación, esta placa es más “dinámica” y con una alta gama de sonidos, muchos de ellos gracias a los aportes del bajista Sergio Vega (que reemplazó a Cheng para Diamond Eyes).

Muchas bandas de los 90 perdieron su rumbo. Pareciera que el ímpetu de sacar discos está más centrado en complacer a una disquera que a sus fanáticos, Deftones probó con este álbum que no todo está perdido y que, a pesar de haber transcurrido más de 15 años desde el lanzamiento de su debút, aún su escencia y estilo se mantienen intactos.

Jason Mraz – Love Is a Four Letter Word

Jason Mraz debutó en 2002 con su disco “Waiting For My Rocket To Come”, desde ahí ha lanzado 4 más, todos y cada uno de ellos bien diferenciados del anterior.

En 2008, Mraz fue catapultado a la fama con “I’m Yours“, un tema que permaneció 76 semanas en el Bilboard Hot 100 y le valió el record como el tema que más tiempo había permaneido en ese chart, título que conservaba LeAnn Rimes desde 1998.

Tras este éxito, y una pausa de 4 años, Mr. AZ (como también es conocido) nos trae “Love Is A Four Letter Word“, el cual salió a la venta el 13 de abril y cuyo sencillo promocional “I Won’t Give Up” comenzó a rodar a comienzos de año.

Como su nombre lo indica, este álbum es una recopilación de canciones romáticas, dedicado al amor, pero sin caer en la clásica balada depresiva. Canciones alegres de amor. Canciones para dedicar, si prefieren.

Con este álbum, quizás Mraz no logre todo el éxito que obtuvo con “We Sing. We Dance. We Steal Things”, sin embargo es un gran disco que vale la pena tener en nuestra colección, especialmente si queremos pasar una velada agradabñe junto a alguien que queremos.

Soundgarden – King Animal

Quise dejar lo mejor para el final: Soundgarden.

En enero de 2010, esta banda anunció vía Twitter que su receso de 12 años finalizaba. Ya se encontraban juntos y trabajando. Luego de ahí lo que vino fueron más buenas noticias.

Durante 2010 regalaron varios temas inéditos a los fanáticos que se suscribieron a  través de su página web, además publicaron el recopilatorio “Telephantasm“, del cual se vendieron más de 1 millón de copias.

En 2011 Soundgarden comenzó a aparecer en festivales y recitales en todo el mundo, detrás de esto se cocinaba “King Animal, el cual comenzó a ser grabado en febrero de ese año y finalmente vio la luz el pasado 12 de noviembre.

Cuando han pasado 16 años desde la última vez que grabaste un disco, es necesario que vengas con todo. Sin dejar nada a la suerte. Sin trivialidades. Chris Cornell y compañia estuvieron conscientes de ello, y el resultado fue una producción que no dejará mal a sus más accérrimos fanáticos.

Reseña: Linkin Park – Live in Texas

Nota: Esta reseña fue escrita hace mucho tiempo por mi, y hoy la conseguí en mi computadora y quise compartirla con ustedes.

linkin-parkPara finales del año 2003 los muchachos de Linkin Park deciden realizar un concierto en la cuidad de Dallas, Texas, el cual fue editado en un disco doble (CD y DVD) y pasa a ser la última producción de este sexteto. Un excelente material que se pasea desde su primer álbum hasta el mismo “Meteora”.

El concierto lo abre el primer sencillo promocional lanzado en su último álbum de estudio “Somewhere I Belong” con un publico aclamándolos arrancan con esta excelente canción, interpretada con un poco más de fuerza en las voces por parte de Chester, esto sirvió para calentar los ánimos de los presentes y continuar con “Lying From You” otro tema de Meteora, con una fuerza increíble que seguramente hizo crear varias “ollas” en el público, poco a poco se va adentrando el espectáculo y remotamente aparecen los temas viejos, los elegidos para esta parte del concierto son “Papercut”, “Points Of Authority” y “Runaway” todas interpretadas de manera excepcional, algo que demuestra el poder que transmiten con su música.

Luego de una pequeña pausa el show continua, esta vez con “Faint” con un Chester agresivo en la parte cumbre del tema, acto seguido “From The Inside” llega al escenario, el tema “relajado” de la noche, ya que en concierto se puede esperar cualquier cosa de estos chicos. Como anteriormente dijimos este concierto se pasea por todas las producciones de Linkin Park, y es por esto que la banda incluyó el remix de “Pushing Me Away” un tema bien estructurado y que posee unos cambios bien repentinos de ritmos, antes de lanzarse a la aventura de este remix el señor Bennington agradece a todas las bandas y personas que los han ayudado en su carrera. El set de canciones nuevas es finalizado de la mano de “Numb”.

El ultimo trio de temas lo conforman “Crawling” “In The End” y “One Step Closer”, está ultima también incluyó una estrofa del remix que se realizó para “Re-Animation”.

Cualquiera que no haya escuchado a Linkin Park y tenga la oportunidad de oir algo de esta producción en vivo, probablemente, se volverá fanático de ellos. A pesar de ser un buen material existen varios aspectos que le restan puntos. El primero de ellos fue que muchos se quedaron esperando el “solo” del Dj Joseph Hahn, en segundo lugar, algo que de alguna forma u otra le resta valor, es el hecho de que el contenido del DVD es el mismo del CD, por lo cual, aparte del impacto visual, no hay mayor sorpresas al mirar el DVD.

En todo caso es un buen material que vale la pena tener, y sirve como espera de la nueva producción de la banda.

Incubus detonó sus granadas en Venezuela

“Gracias Caracas, muchas gracias Venezuela”. Con esas palabras el líder de Incubus, Brandon Boyd, dio apertura a uno de los conciertos más esperados en el país en los últimos meses.

Como parte de su gira de promoción del disco “Light Granades” el quinteto proveniente de Calabazas (California) se presentó por segunda vez en Venezuela, esta vez en el Poliedro de la ciudad de Caracas.

Las 30 mil almas que se congregaron en el coso de La Rinconada pudieron disfrutar de un repertorio que se paseó desde S.C.I.E.N.C.E. hasta su última placa discográfica, Light Granades. Al marcar las 8:30 de la noche, las luces se apagaron y el colectivo salió a escena, unos arpegios de guitarra indicaban que el concierto había comenzado. El tema encargado de abrir fue “Quicksand”, los aplausos y gritos no se hicieron esperar.

Seguidamente, “Kiss to send us off”, la primera canción movida de la noche, hizo que las almas presentes comenzaran a drenar adrenalina y batir sus cuerpos al rítmo de los acordes de Eizinger.

El despliegue de luces brindó una atmósfera mágica, ideal para disfrutar de “Wish you were here” y “Nice to know you”, ambas incluidas en el disco “Morning View”. “Anna Molly”, “Stellar” y “Circles” hicieron que el ambiente se calentara mucho más, cuestión que Boyd aprovechó para ponerse su famoso Djembé e interpretar “Vitamin”.

El tracklist continuó con uno de los temas más nuevos del colectivo, “Punch Drunk” la ya clásica “Drive” y en un extraño cambio de planes, “Dig”.

A estas alturas del concierto, la adrenalina, tanto de la agrupación como del público se hacía sentir en cada rincón del Poliedro. “Pistola” dio paso a un interesante jam que fue liderado por un solo de Pasillas en la batería.

“The Warmth”, “Sick sad Little world” y “Megalomaniac” conformaron el último trío, ese con el que se fueron y dejaron a un público pidiendo más y más.

Tras una brevísima pausa, Boyd y compañía regresaron a la tarima, esta vez para cerrar con “Are You In” y la que le dio el nombre a su quinto trabajo, “A Crow Left Of The Murder”.

Aunque el performance estuvo realmente bueno, muchos nos quedamos esperando una sorpresa de la banda, cómo lo hicieron en 2005 en el Estadio de la UCV, cuando interpretaron dos covers, uno de ellos “Qué Pasará” de Café Tacuba.

Cloverfield: Buen concepto, con grandes mentiras

cloverfield.jpg

Como muchos saben soy un gran fanático de Lost, una serie ideada por la mente brillante de J.J. Abrahams y bueno, creo que todo seguidor de esa serie tiene que ir a ver Cloverfield, una “película” grabada al estilo cámara no estabilizada y cuyo eje principal se trata de una extraña clase de monstruo que ataca a Manhattan.

Desde el inicio de la cinta, podemos observar como unos jóvenes comienzan a documentar todo lo que van haciendo en el día en que le harán una fiesta de despedida a uno de sus amigos, Rob, ya que éste obtuvo el puesto de vicepresidente de una empresa en Japón.

Mientras transcurre la celebración, uno de ellos es el encarga de grabar testimonios de cada uno de los invitados, de forma de que Rob se llevase con él un agradable recuerdo de su últimos días en Manhattan.

Pero mientras el grupo de muchachos se encuentra sentado en la parte de afuera del apartamento, se escucha un ruido ensordecedor y se siente un fuerte terremoto, cuando miran al horizonte se dan cuenta que una parte de la ciudad se ha quedado sin energía eléctrica y que del cielo empiezan caer cosas parecidas a unos meteoritos.

Desde ese momento comienza el caos y el pánico se apodera del grupo de amigos, éstos comienzan a buscar todas las maneras de sobrevivir ante el extraño ataque que sufre la metrópolis, siempre documentándolo con la cámara que llevaban durante la fiesta.

Cloverfield como concepto, o viéndola desde el aspecto técnico, representa una gran innovación ante el mundo del celuloide. Podemos decir que es una especie de “The Blair Witch Project” pero obviamente con muchísimo trabajo de producción y efectos especiales. La pregunta que llega a nuestra mente cuando uno está viendo este filme es ¿cómo habrán hecho para que todo se viera tan real? Y es que la experiencia, nuevamente lo digo, desde el punto vista técnico, es realmente impresionante.

Ahora bien, si eres de los que les gusta ver las películas esperando que te muestren el desenlace, o no quieres que te dejen haciéndote conjeturas sobre qué pasó después, o como pasó eso, Cloverfield no es la película para ti.

Debo confesar que a mí me encantó, quizás el hecho de haber visto tantos capítulos de Lost, y estar acostumbrado al hecho de que el director siempre nos deja más enigmas que respuestas, haya tenido muchísimo que ver.

Claro, tenemos también que resaltar aquellas cosas poco creíbles, en una cinta donde nos quieren hacer ver que todo transcurre como en el mundo real:

- La cámara que utilizaron los jóvenes para documentar la fiesta y toda su supervivencia quizás tenía algún tipo de revestimiento de titanio o algún tipo de aleación de platino, porque llevó cualquier cantidad de golpes y nunca falló.

- La batería que utilizaba la cámara era posiblemente de unos 3.000 Miliamperios, ya que con ella grabaron en los días previos a la fiesta, durante ella y toda la “travesía” por escapar del monstruo.

Como lo dije anteriormente; si estás esperando una película donde no te queden dudas, donde te muestren el típico final o donde te digan qué pasó; no vayas a ver Cloverfield.

Por mi parte, creo que esta historia no ha terminado. ¿O sí?.